El Ayuntamiento de Móstoles y Ecovidrio ponen en marcha en los colegios la campaña “Los Peque Recicladores” para fomentar el reciclaje de envases de vidrio

05/12/2018

  • Los centros de Educación Primaria que más kilogramos de vidrio reciclen, a través del contenedor instalado para tal fin, ganarán premios de 3.000, 2.000 y 1.000 euros para material escolar o deportivo destinado a los alumnos.
  • También habrá cinco premios para las cinco mejores iniciativas que incentiven al reciclaje de vidrio entre los alumnos, consistentes en 50 entradas a Micropolix con el autobús incluido.
  • En la campaña participan un total 16 ayuntamientos madrileños, con el objetivo de sensibilizar e informar a sus alumnos sobre la separación y el reciclaje de vidrio.

El Ayuntamiento de Móstoles y Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada del reciclado de vidrio en España, ha puesto en marcha la campaña de sensibilización escolar “Los Peque Recicladores”. Esta campaña se lleva a cabo a través de los fondos de convenio que Ecovidrio tiene con la Comunidad de Madrid y la Federación de Municipios de Madrid (FMM).

La presentación en Móstoles de la iniciativa ha tenido lugar esta mañana en el CEIP Gabriel Celaya y a la misma han asistido la concejala de Educación, Isabel Cruceta, el concejal de Medio Ambiente, Parques y Jardines y Limpieza Viaria, Miguel Ángel Ortega, el director del Departamento de Comunicación Corporativa Ecovidrio, Emiliano López, la directora del centro educativo y alumnos del mismo.

La campaña tiene como eje vertebrador un concurso para que los escolares tomen conciencia de la importancia de separar y reciclar los residuos de envases de vidrio, y se fomente el reciclado de vidrio entre la comunidad escolar.

Para la puesta en marcha del concurso, que tendrá lugar desde el 1 de diciembre hasta el 28 de febrero, se colocará un contenedor decorado y personalizado, en las inmediaciones de cada centro de Móstoles que se sume a la campaña, de forma que el alumnado, profesorado y familiares puedan depositar los envases de vidrio.

El centro escolar que más kilogramos de vidrio por alumno matriculado en Primaria haya acumulado a través de su contenedor verde, será quien gane el concurso. De esta manera se pretende generar el hábito de separar y reciclar los residuos de envases de vidrio.

Existen tres premios de 3.000, 2.000 y 1.000 euros para los centros educativos de los 16 municipios madrileños participantes que lideren el ranking de colegios más recicladores, cantidad que deben gastar en material escolar o deportivo destinado a los alumnos.

A su vez, e inmersa en la misma campaña, se lanza la iniciativa “Los Peque Voluntarios” donde las cinco mejores iniciativas que fomenten el reciclaje de los residuos de envases de vidrio y promuevan la participación de la comunidad escolar, recibirán sendos premios consistentes en 50 entradas para Micropolix con el autobús incluido.

Asimismo, durante los más de dos meses de duración de la campaña se realizarán funciones de teatro en las ciudades participantes sobre la temática del reciclaje de vidrio, para que de esta forma los alumnos tomen conciencia sobre su importancia y la necesidad de proteger entre todos el medioambiente.

En cuanto al reciclado de vidrio en Móstoles, según los últimos datos de 2017, los ciudadanos del municipio reciclaron un total de 1.804 toneladas de envases de vidrio. Esto supone que cada ciudadano recicló una media de unos 8,73 kg de vidrio al año. Desde el año 2015 la tasa de reciclado no ha parado de aumentar progresivamente todos los años; el aumento de contenerización y la mayor concienciación de los vecinos han ayudado a estos resultados.

Sobre la tasa de contenerización, la localidad dispone de un total de 469 contenedores instalados, por lo que hay un contenedor por cada 440 ciudadanos.

El vidrio que se deposita en los contenedores se recicla al 100% y se utiliza para la fabricación de nuevos envases, de forma indefinida y sin perder las propiedades originales. Reciclando vidrio evitamos el crecimiento de los vertederos.

Reciclar vidrio es un elemento clave en la lucha contra el cambio climático. Al usar calcín --vidrio reciclado– en la fabricación de nuevos envases se evita la extracción de materias primas de la naturaleza, evitando la erosión de los suelos y la deforestación de nuestro entorno.

Además, se minimiza la emisión de CO2 en el proceso de fabricación y se ahorra energía.

Fuente: Ayuntamiento de Móstoles

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recopilar datos estadísticos sobre hábitos de navegación. El uso de cookies es necesario para la notificación de incidencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies